Artículos

¿Conoces todas tus necesidades básicas?

Cuando se habla de necesidades básicas de las personas, casi todo el mundo estará de acuerdo en que dormir, comer, beber agua… pertenecen a esto que llamamos “necesidades”. Es fácil: si no comes, te mueres; si no duermes, te mueres, y un largo etcétera. Algunos van más allá, y meten otras como el sexo, o el tiempo libre, pero claro, aquí no te mueres si no consigues ligar en un mes o si estás hasta arriba de trabajo y no puedes parar. Entonces, ¿cuáles son las necesidades de las personas?

Un psicólogo estadounidense llamado Abraham Maslow (nada menos que el fundador de la psicología humanista) se planteó lo mismo a mediados del siglo XX. El resultado tras mucha investigación fue, finalmente, esta pirámide:

pirámide

Aquí se muestran todas las necesidades de las personas en sus diferentes escalones. Los niveles más bajos son más importantes, pero más fáciles de cumplir, los niveles más altos se buscan normalmente cuando ya hemos cumplido los de debajo

Vamos a desgranar esta pirámide para que sea más fácil entenderla.

1)   Necesidades fisiológicas: engloba todas aquellas relacionadas con la propia supervivencia y la de la especie. Está presente en todos los animales. Aquí se incluyen las de supervivencia propia como respirar, comer, dormir, buscar refugio, mantenerse caliente, orinar… Y las de conservación de la especie, como son mantener relaciones sexuales o tener descendencia.

2)   Necesidades de seguridad: una vez cubiertas las necesidades fisiológicas se busca mantenerlas y asegurarlas. Por ello, aquí se incluye la defensa del territorio, la propia defensa, la defensa de la familia, del alimento, del refugio…

3)   Necesidades de afiliación: una vez seguros, podemos confiar en el medio que nos rodea y  relacionarnos con él. Así, se puede buscar el afecto en amigos, una pareja estable (que va más allá del mero acto sexual), una familia…

4)   Necesidades de estima: una vez nos sentimos queridos, buscamos querernos  a nosotros mismos, y crearnos cierta imagen para aquellos que nos rodean. Aquí entonces se diferencia una alta estima (nuestra visión hacia nosotros mismos o autoestima) y una baja estima (la visión del resto sobre nosotros). Así, esta categoría engloba nuestro concepto de éxito y, si lo hemos cumplido, la adecuación de la imagen que tenemos de nosotros mismos con la que tienen los demás, la búsqueda de la perfección en las acciones de la vida diaria, el respeto (tanto autorrespeto como por parte de los demás)…

5)   Necesidades de autorrealización: consisten en la necesidad de dejar huella, ser importantes o crear una gran obra (lograr todo lo que uno es capaz de lograr). También entran aquí las obras benéficas o la ayuda a los demás.

Las necesidades superiores no tienen  por qué ser cubiertas una vez satisfechas las inferiores, aunque siempre predominarán aquellas que se sitúen en estadíos más cercanos a la base de la pirámide. Cuanto más altas, más motivación se necesita para llevarlas a cabo. Así, la frase de “el dinero no da la felicidad” cobra mucho sentido una vez conocemos todas nuestras necesidades básicas, ya que el dinero se encuentra en un escalón inferior al de la autorrealización,  que es el máximo grado de satisfacción. Aunque ya sabemos que los escalones no son fijos: un día podemos estar en el 5 y al siguiente en el 1, por ejemplo, porque nos han echado del trabajo.

En Scielo encontramos este estudio, en el cual demuestran que la falta de sueño provoca altos niveles de agresividad, y por supuesto, la muerte, ya que esta es una de nuestras necesidades fisiológicas.

wilson

En este fotograma de la película “náufrago” vemos cómo el protagonista pinta un balón como si fuese un humano y lo trata  como un amigo. Esto es debido a que la amistad es una necesidad de afiliación del ser humano, y por tanto, en su soledad se imagina a otra persona para cubrirla.

Como decía el filósofo chino Confucio: “¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir”. Lo cual muestra los diferentes escalones de la pirámide. Es decir, no sólo vale con completar las necesidades fisiológicas, sino que debemos cubrir otras muchas necesidades para vivir bien. De lo contrario, se producen frustraciones y depresiones que acaban con las ganas de vivir de las personas.

Además, se debe señalar que no todas las personas tienen estas necesidades en la misma magnitud, pero sí deben cumplir cada escalón de la pirámide en mayor o menor medida. Así, hay personas más solitarias que no necesitan tanto las relaciones de afiliación, mientras que otras  necesitan estar rodeadas de gente constantemente. Hay gente que come más o que come menos. Algunos buscan culminar su vida con una gran obra mientras que otros prácticamente no necesitan autorrealización para ser felices, aunque siempre habrá un mínimo que deben cumplir.

Por todo esto, la próxima vez que sientas que tu vida no es plena, echa un ojo a la pirámide de Maslow y descubre qué te falta para ser feliz. Esto te ayudará a cubrir todas tus necesidades y sentirte completo.

Fuentes:

http://webspace.ship.edu/cgboer/maslowesp.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Pir%C3%A1mide_de_Maslow

http://www.sinapsit.com/psicologia/piramide-de-maslow/

http://www.monografias.com/trabajos66/piramide-necesidades-maslow/piramide-necesidades-maslow.shtml#teoriadela

http://www.gestiopolis.com/canales/gerencial/articulos/18/jerarquia.htm

 

Anuncios

Un pensamiento en “¿Conoces todas tus necesidades básicas?

  1. Pingback: ¿Conoces todas tus necesidades básicas?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s